By 90Min
February 14, 2019

El denominado 'Juicio del Siglo' reveló todo tipo de situaciones en torno a Joaquín 'El Chapo' Guzmán y las formas de operar del crimen organizado en México. Entre ellas, cómo fue que un distribuidor de cocaína de los carteles aztecas en Estados Unidos, Tirso Martínez, se inmiscuyó en el fútbol mexicano y lavó dinero en clubes profesionales de distintos estados del país.

Durante la quinta semana del juicio, el apodado 'Futbolista' reveló que invirtió el dinero que obtenía del narcotráfico en la compra de cuatro equipos en los estados de Querétaro, Celaya, Michoacán (La Piedad) y Yucatán (Venados). 

Por la escuadra de Venados habría pagado un aproximado de entre 600 y 700 mil dólares, mientras que a La Piedad lo pagó en 2.2 MDD. Con Los Reboceros, sobre todo, obtuvo ganancias considerables, ya que lo vendió en 10 MDD en 2004 y, tras costear las liquidaciones correspondientes, se habría quedado con 4 limpios.

Cabe destacar que, en 2006, la Federación Mexicana de Fútbol le ofreció 10 MDD para comprar todos sus activos dentro del balompié nacional tras descubrir su identidad, previniendo así problemas futuros.

Image by Alfredo Rendón

De igual forma, Tirso Martínez llegó a tener nexos con los hermanos Jorge y Alejandro Vázquez, otrora dueños del Querétaro, en 2004. Tan es así que por mucho tiempo han abundado las historias sobre los jugadores de aquel equipo, a quienes les pagaban en efectivo, con maletas atiborradas de dólares. 

Image by Alfredo Rendón

'El Futbolista' trabajó para los carteles de cárteles de Sinaloa y de Ciudad Juárez entre 1995 y 2003. En total, los ingresos brutos de las actividades ilícitas que realizó para éstos fueron igual a una cantidad de entre 40 y 50 millones de dólares.

You May Like