By 90Min
February 15, 2019

Corrían ocho minutos del segundo tiempo en el Gigante de Arroyito. El partido entre Rosario Central River ya estaba 1 a 1, resultado que terminaría siendo definitivo a pesar de las situaciones que tuvieron ambos conjuntos, cuando una mujer invadió el campo de juego.

Ante la atónita mirada de los futbolistas y del público que colmó el estadio, la chica decidió sacarse la remera y empezar a correr hacia el área que defendía el Canalla, luciendo un bodypainting con los colores de Central (azul y amarillo) y Newell's (rojo y negro) en el torso, y pintada de River y Boca de la cintura para abajo.


Sobre su panza llevaba escrito su propio nombre, Sheila Stanolli, y además decidió ponerse unos botines naranjas para tener mayor facilidad a la hora de correr, algo que logró con éxito ya que tardaron bastante en detenerla.


También se pudo leer en su espalda la inscripción "No Violencia", y una "F" y una "M" debajo de sus pechos. Seguramente habrá querido mostrar un mensaje de inclusión, con las iniciales de "Femenino" y "Masculino".

La actitud de Sheila explotó en las redes sociales, ya que es una imagen que no se repite tan asiduamente en los últimos tiempos. ¿Cuál es tu opinión acerca de sus mensajes?

You May Like