By 90Min
February 24, 2019

El Real Madrid visitaba el Ciutat de Valencia para medirse al Levante UD antes de afrontar una de las semanas más decisivas de la temporada. Los blancos se impusieron por un gol a dos, Karim Benzema abrió la lata desde el punto de penalti al filo del descanso, Roger Martí igualó la contienda y Gareth Bale, de nuevo desde los once metros, dio la victoria a los madridistas. Con este triunfo los de Santiago Solari se mantienen enganchados a una Liga que cada vez tiene más color blaugrana y que la semana que viene, en el Santiago Bernabéu, podría quedar sentenciada.


JOSE JORDAN/GettyImages

Lo bueno

Sin duda alguna lo bueno del partido para el Real Madrid es que Benzema volvió a marcar y consolida su gran estado de forma. El delantero francés, que es el máximo goleador de los blancos, se está echando el equipo a la espalda, hoy ejerció de capitán ante la ausencia de Sergio Ramos por sanción y ha demostrado que marque o no es la esperanza madridista para lo que queda de temporada.

Lo malo

Lo más destacable a nivel negativo fue la imagen que dio el equipo de Solari a tres días de jugarse el pase a la final de la Copa del Rey ante el FC Barcelona y a seis del duelo decisivo en sus aspiraciones en La Liga. Los blancos ganaron, pero no generaron un gran peligro ante la portería ‘levantinista’ y tan solo consiguieron batir al guardameta rival desde los once metros.


Quality Sport Images/GettyImages


Lo feo

Lo feo en la victoria madridista fue la gran participación que tuvieron tanto el equipo arbitral como el VAR. El colegiado fue a consultar la pantalla a pie de campo para señalar los dos penaltis que le dieron la victoria al Real Madrid, expulsó a Nacho tras recibir dos tarjetas amarillas y amonestó a varios integrantes del banquillo ‘granota’, incluso expulsó a Rubén Rochina, que había sido sustituido unos minutos antes.

You May Like