El jugador de Boca Juniors y ex del 'Ciclón', finalizando el clásico que ganaban cómodos los 'Xeneizes',ensayóuna rabona innecesaria que mancillóla competencia deportiva.

En la Bombonera, por la vigésima segunda fecha de la Superliga Argentina, el conjunto de la Ribera recibió a San Lorenzo de Almagro y se despachó con contundencia por 3-0 con goles de Zárate, Nández y Villa.

Quedaban minutos para que finalizara el cotejo cuando Julio Buffarini, ex referente del 'Cuervo', tomó la pelota cerca del área, enganchó para el medio y con su pierna hábil, la derecha, sacó un centro de rabona. Bien de “cara sucia”.

Con el encuentro ya finiquitado y con un hombre menos por la expulsión de Fernando Monetti, los dirigidos por Jorge Almirón le recriminaron su acción desleal y más tratándose de un ex compañero.

Quién surgiera en las inferiores de Talleres de Córdoba llegó en el 2012 al club de Boedo y estuvo durante cuatro temporadas. En su paso obtuvo el Torneo Inicial 2013, la Supercopa Argentina 2015, pero principalmente fue figura en la primera Copa Libertadores de su historia.

5c84f493399f6a79cc000001.jpeg

Luego de su paso por el San Pablo de Brasil, desde la dirigencia azulgrana intentaron concretar su retorno pero el futbolista optó por mudarse al barrio de La Boca. Por entonces, explicó su decisión: "Los hinchas de San Lorenzo pueden estar molestos por la decisión que tomé, pero pensé también mucho en el futuro de mi familia porque no estoy salvado económicamente".

Luego del triunfo, ya más calmo, Buffarini manifestó las respectivas disculpas por la discordia desde el vestuario. 

"Estoy contento por el triunfo, pero me voy un poco triste y amargado por la rabona. Creo que no era necesaria. He tirado un montón, pero no era el momento. Me dejé llevar porque estaba haciendo un buen partido", aseguró. Y agregó: "Les pido mil disculpas a los hinchas y a los jugadores de San Lorenzo. Sé que no me las van a aceptar, pero creo que es necesario pedirlas".

De igual manera, el lateral boquense debe recordar que San Lorenzo sigue siendo el "papá de Boca". El Cuervo es el que mayor diferencia tiene en el historial entre ambas instituciones.