El VAR sigue siendo protagonista en LaLiga Santander. En el primer año que ha sido implantado y ha recibido muchas críticas, pero también halagos. Esta jornada, pese a que ha tenido fallos como en el partido del Atlético de Madrid, ha tenido mucho trabajo.

En la victoria del Betis sobre el Celta en Balaídos por 1 a 0, el VAR dio el gol válido a Jesé, ya que Tello no estaba en fuera de juego, como sí había indicado el asistente. 

5c86650cb8a68537da000001.jpeg

En el Girona-Valencia, el gol de penalti de Stuani no hubiera sido producido ya que fue el VAR el que señaló la pena máxima. También cambió el marcador en el Valladolid - Real Madrid, anulando dos goles del equipo pucelano en fuera de juego con el 0-0 en el marcador.

Sin duda, el VAR debe seguir mejorando ciertos aspectos, tanto como en algunas jugadas concretas como las del Leganés en el Wanda, y también en el protocolo. Sin embargo, los propios árbitros han dicho que el protocolo del VAR aún puede cambiar, ya que estamos ante la primera fase de la era VAR y todo puede mejorarse.