El Real Madrid no está viviendo sus mejores momentos. Fuera de las tres competiciones en marzo, el club blanco es un polvorín y los problemas no hacen más que multiplicarse. Su capitán, Sergio Ramos, también se ha visto envuelto en polémica en los últimos día. Forzó la amarilla contra el Ajax en el partido de ida para llegar 'limpio' a unos supuestos cuartos de final, lo reconoció ante las cámaras después del partido, lo que provocó una sanción de 2 partidos por parte de la UEFA y, por si fuera poco, se le vio grabando un documental sobre su vida en un palco privado en el Bernabéu mientras su equipo caía derrotado 1-4 ante el Ajax.

Tras esto, el capitán blanco está intentando limpiar su imagen de cara a la afición. Después del partido contra los holandeses, se encaró con el presidente que les recriminó la vergonzosa actuación y culpó a la directiva de los males del equipo. Un día después, reunió a sus compañeros para buscar soluciones a los problemas de cara al final de la temporada y viajó con el equipo a Valladolid a pesar de estar sancionado para dicho encuentro.

Ahora, Sergio Ramos ha decidido usar su cuenta de Twitter para responder a todas las preguntas y no dejó sin tocar ningún tema candente: