El clásico de La Plata entre Estudiantes y Gimnasia, válido por la fecha 22 de la Superliga argentina, estuvo cargado de polémicas: el árbitro Germán Delfino quedó en el centro de los cuestionamientos tras una serie de decisiones que no tuvieron relación con el juego, en el partido que el Pincha se impuso 1 a 0.

Una de las fallas se dio a los 28 minutos del primer tiempo, cuando Lorenzo Faravelli, volante Tripero, fue expulsado por una patada a Gastón Fernández. La amarilla que había recibido Mariano Pavone por un codazo minutos antes encendió la furia de la gente del Lobo, que no toleró la diferencia de criterios a la hora de sancionar.

Quien no se quedó atrás a la hora del reclamo fue Alberto Raimundi, el relator partidario de Gimnasia que es conocido por sus constantes exabruptos al aire.

"Al piso va Faravelli, traba la pelota… Delfino… ¿Roja? ¡Pero la concha de tu madre, Delfino, por qué no lo echaste a Pavone! ¡Pero Delfino, la re puta madre que te parió! Yo no sé si está bien echado Faravelli, pero por qué no echaste a Pavone con el codazo que metió, hijo de puta", comenzó Raimundi en su relato.



"Roja de una le muestra a Faravelli. No la puedo ver la jugada, ahora la vamos a ver. ¿Por qué no fuiste igual de exigente con el codazo de Pavone? Hijo de puta, ladrón. Roja directa a Faravelli, ahí vamos a ver qué hizo, a ver… No, Delfino y la re puta madre que te parió, ladrón hijo de puta. Pero qué pedazo de sorete y la puta madre que lo re mil parió. Ponele que lo eche, pero por qué no lo echó a Pavone. Ahí se va Faravelli, se queda con diez Gimnasia", finalizó. Picante, ¿no?