Corría el minuto 58 en el encuentro entre el FC Barcelona y el Lyon cuando el equipo francés descontó.

Si bien el árbitro pitó gol, el partido estuvo detenido por varios minutos porque el futbolista del equipo visitante estaba al límite de la posición adelantada. El VAR entendió que no hubo offside y por eso le convalidó el gol a Lucas Tousart. Presión para el Barcelona.