La noche de ayer en el Allianz Stadium de Turín tuvo un claro protagonista sobre el terreno de juego y no fue otro que Cristiano Ronaldo. El portugués firmó los tres goles del partido que le dieron el pase a los cuartos de final de la Champions League a su equipo, la Juventus de Turín, sobre un Atlético de Madrid que poco o nada pudo hacer para contener a un arrollador conjunto italiano que desde el minuto uno les encerró en su propia área.

Si el 'Bicho' fue el hombre más buscado sobre el césped, su pareja, Georgina Rodríguez, fue la que centró todas las miradas en la grada después de que su chico se convirtiese en el héroe de la eliminatoria y de su nuevo equipo. El luso volvió a vivir una de sus grandes noches europeas y, como ya hiciera con el Real Madrid ante el Wolfsburgo hace unos años, dio la vuelta a la eliminatoria el solito para alegría de todos los aficionados bianconeros.

5c89322126f424199f000001.jpeg

Seguro que a más de un acérrimo seguidor de la 'Vecchia Signora' se le escapó alguna lágrima al ver a su nuevo ídolo hacer esos tres tantos, pero ninguno igualará la emoción de Georgina tras el tercer gol, el que sentenciaba el partido desde los 11 metros, de Cristiano. La actual pareja del futbolista no pudo contener sus lágrimas y fue captada por las cámaras de televisión notablemente emocionada.

La modelo argentina ya había mostrado su apoyo al '7' de la Juventus por redes sociales a lo largo del día y volvió a hacerlo tras el encuentro. Georgina colgó una foto del portugués cuando era tan solo un niño con un mensaje que decía: “Este 3-0 nadie te lo roba. Te lo mereces, no por los 3 goles de esta noche. Te lo mereces por tu dedicación, por lo que consigues en el club donde estés. Eres un remolque para tus compañeros, entrenador y todos los que te admiramos y apoyamos cada día. El karma existe. Dios lo sabe, Dios te lo da, porque el mundo del fútbol es tuyo. TE AMAMOS. Cristianito, Mateo, Eva, Alana, Georgina”.

Esta claro que Cristiano Ronaldo se ha convertido, y mucho más tras lo sucedido anoche, en el nuevo referente de la Juventus de Turín, donde ya asombra en cada partido con sus goles. Sin embargo, difícil de superar es el cariño que le declara cada vez que puede su pareja, a quien no le importa la camiseta que vista su chico pues siempre está ahí, emocionándose como una seguidora más, como una admiradora más del portugués.