El fútbol dicen que es un deporte de contacto en el que hay que luchar por lograr la posesión del esférico y en el que gana el que más goles anota. Pero de vez en cuando a alguien "se le cruza un cable"  y no mide bien la fuerza .                          

En esta ocasión el fútbol ucraniano nos deja la imagen más fea de la semana. Es en la liga nacional de Ucrania donde se realizó esta brutal entrada a destiempo, en una zona del campo donde el rival no podía causar peligro y donde era y es totalmente innecesario realizar esa entrada.

Todos, viendo estas imágenes, nos preguntamos: ¿Qué se le pasó por la cabeza? El jugador le realiza a su rival una patada digan de un combate de kung fu. El árbitro saldó la jugada con tarjeta roja para el jugador infractor.