By 90Min
April 03, 2019

Continuamos con la serie de artículos en la que buscamos repasar algunos de esos clubes que han marcado una época, más o menos extensa, en el fútbol mundial. El FC Barcelona de Pep Guardiola, por ser el más reciente, protagonizaba nuestro primer capítulo y hoy es su máximo rival, el Real Madrid, quien centrará la atención en estas líneas. Pero no un Real Madrid cualquiera, el Real Madrid de los 'Galacticos', que abrumó al planeta tras el cambio de milenio con algunos de los mejores futbolistas del momento.

Nos remontamos entonces al año 2000, cuando el mundo entero estaba superando el 'efecto 2000' y sus profecías apocalípticas, y más concretamente al mes de julio, cuando Florentino Pérez, un conocido empresario español ligado al sector de la construcción se imponía a Lorenzo Sanz en las elecciones por la presidencia del club. Este suceso, aparentemente intrascendente, supondría un cambio radical en el fútbol que se conocía hasta ese momento.

MARC ALEX/GettyImages


Florentino llegaba al equipo con una sola idea entre ceja y ceja: convertir al Real Madrid en el equipo más grande del mundo. Su interés, más allá de la trascendencia deportiva, iba ligado a su faceta empresarial por lo que convirtió al club en una de las mayores empresas del planeta, provocando una revolución en el mundo del fútbol. Si cuando hablábamos del Barça de Guardiola, que destacó por su juego, en el caso del Madrid fue el dinero invertido y generado lo que le ha hecho pasar a la historia.

Los fichajes galácticos

La idea del nuevo gerente de la entidad era muy simple: si tengo a los mejores jugadores, ganaré más títulos, lo que me generará más dinero y marketing, que a su vez dará lugar a más dinero aún. Con esta filosofía llegó a la presidencia y su primer gran fichaje, Luis Figo, fue una declaración de intenciones al arrebatarle al máximo rival, el FC Barcelona, una de sus mayores estrellas en uno de los traspasos más polémicos de la historia.

Getty Images/GettyImages


El Real Madrid ya lideraba por aquel entonces el fútbol mundial y europeo pues meses antes de la llegada de Florentino habían levantado su octava Copa de Europa, pero ahora no solo serían líderes futbolísticamente, si no también económicamente. La idea del presidente era fichar cada verano a un nuevo jugador 'top' a nivel mundial para volver a suscitar el interés de la afición y generar mayores ingresos por marketing y eso fue llevando al Real Madrid a los mejores.

Getty Images/GettyImages

Fueron en torno a 200 millones de euros los que el Real Madrid y Florentino Pérez invirtieron pero resultaba rentable pues a final de año los ingresos estaban cerca de los 400. El club blanco pasó a ser el "equipo más rico del mundo" y la filosofía de su presidente, que fue denominada como "Zidanes y Pavones" tras el fichaje del francés y el ascenso al primer equipo de Francisco Pavón, se convirtió en un modelo a repetir por el resto de clubes.

Las vitrinas blancas también notaron la inversión y fueron ampliadas con dos Ligas, una Champions League, dos Supercopas de España, una Supercopa de Europa y una Copa Intercontinental. Además, en esos primeros años de milenio, el club fue galardonado como el "Mejor Club del Siglo XX" por sus títulos y hazañas. 

¿Cómo jugaba aquel Real Madrid?

Vicente del Bosque era el entrenador de ese primer Real Madrid de inicios de siglo, ese Madrid de los 'Galácticos' y pese a tener un estilo consolidado, tuvo que adaptarse a la cantidad de estrellas que fueron llegando. Encajar a Luis Figo en el año 2000 no fue complicado pues era un solo jugador pero la cosa se fue complicando a medida que los grandes futbolistas iban llegando.

TOSHIFUMI KITAMURA/GettyImages


En 2001 llegó Zidane y no podía quedarse en el banquillo. El galo se convirtió en el eje del equipo, el encargado de generar prácticamente todo el juego del Real Madrid y el Santiago Bernabéu se enamoró de su clase y elegancia con el balón en los pies. En 2002 llegó el culmen de este equipo con la consecución en Glasgow de la 'Novena' tras el gol de Zinedine Zidane, el mejor gol en una final europea.


DAMIEN MEYER/GettyImages

Al año siguiente aterrizó en Madrid Ronaldo, el delantero más voraz de la época,y se hizo un sitio en el once para desgracia de Fernando Morientes. El brasileño y Raúl, que ya llevaba años siendo estandarte de este equipo pese a salir de la cantera y no costar una millonada, se convirtieron en una dupla inseparable que llevó al equipo a conseguir La Liga número 29 para los blancos en 2003.


Denis Doyle/GettyImages

Ese mismo año comenzó el declive, coincidiendo el fichaje de David Beckham con las salidas de Fernando Hierro, capitán del equipo, Morientes, Steve McManaman y Claude Makélélé, el pulmón en el once de Del Bosque. El técnico salmantino también fue destituido y no de muy buenas formas al acusarle Florentino de estar "anticuado" por su edad y apariencia. El presidente trajo a Beckham, y a Carlos Queiroz, segundo entrenador del Manchester United para que le siguiese mimando, pero hundió al equipo.


Alex Livesey/GettyImages

El portugués no consiguió levantar ningún título desde su llegada y supuso la caída en picado de un equipo que había dominado Europa durante casi un lustro. Florentino Pérez también terminó dimitiendo en 2006, después de tres cursos en blanco, dando por finalizada la era de los 'Galácticos', que se fueron marchando uno a uno, con la derrota en Highbury ante el Arsenal que les dejaba un año más fuera de la Champions League.


¿Por qué ‘Galácticos’?

Tras la llegada de algunos de esos jugadores el diario deportivo Marca tituló una de sus portadas con la frase “Fútbol de otra galaxia”. Días más tarde el Valencia visitaba el Santiago Bernabéu para medirse a los blancos en La Liga y su presidente, Jaime Ortí, declaró: “Dicen que son galácticos o algo así”. En ese momento se acuñó un término que ha pasado a la historia dando nombre a una era del equipo merengue, una palabra que se ha repetido hasta la saciedad en los medios de comunicación.

Sin embargo, denominamos galácticos a Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham por sus estratosféricos fichajes pero en ese Real Madrid había otros grandes jugadores como Raúl, símbolo del equipo blanco durante más de una década; Iker Casillas, otro de los estandartes y gran valedor de aquellos títulos conseguidos; o Roberto Carlos, que llegó en 1996 pero nada tiene que envidiar a los que fueron sus compañeros.

AFP Contributor/GettyImages

Todos ellos y el resto de sus compañeros formaron un equipo que marcó una época, cambió el fútbol tal y como lo conocíamos, y pasarán a la historia como ese Real Madrid de los ‘Galácticos’. Una denominación que, pese a los títulos conseguidos y el renombre que dio al club, el propio Raúl reconoció que les “ha hecho mucho daño”. Pero en el recuerdo quedarán las imágenes de esta constelación que estuvo integrada por algunos de los mejores futbolistas de la historia.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)