By 90Min
April 03, 2019

El ecuatoriano Narciso Mina es bien recordado en el fútbol mexicano por sus graves errores ante el arco en la gran final de Liga MX entre América y León en el Clausura 2013, motivo por el cual se fue abucheado del Estadio Azteca por los aficionados azulcremas, ya que debido a ello 'La Fiera' se coronó por marcador de 5-1 global.



Después de aquella pesadilla, el sudamericano salió de la institución emplumada con camino al Atlante, donde estuvo apenas una temporada para después volver a su país, sin embargo, luego de casi cinco años decidió confesar una negligencia médica por parte del doctor del cuadro de Coapa.

Aunque no dio nombre, desde ese entonces hasta la fecha el médico del Nido es José Vázquez, así que el delantero lo acusó por cortar su carrera, ya que durante su estancia no lo quiso operar de la rodilla, pese a las recomendaciones médicas, sometiéndole a un tratamiento de inyecciones que, según el futbolista, afectó su rendimiento.



“Le diría ‘¿sabes qué, médico? Me cortaste un poco la carrera’, él sabía que tenía que operarme, me infiltraba. Creo que sí afectó mucho y como te dije traía un resentimiento ante el médico o hacía mí por no decirlo. Yo callé, Miguel (Herrera) no lo sabe, los compañeros no lo saben, la directiva tampoco”, declaró al programa 'Fútbol sin Cassette'.

Aunado a ello, el nacido en San Lorenzo aceptó que para la final ante los Panzas Verdes del uruguayo Gustavo Matosas ya estaba sufriendo las consecuencias de su lesión, lo que ocasionó sus graves fallas ante el arco de William Yarbrough, que lo condenaron a ser repudiado por los seguidores locales.



“A medida que iban pasando los partidos mi rendimiento iba hacia abajo. Fui perdiendo espacios hasta que aparecí en la Final contra León, tenía como diez partidos que no había jugado, no había ritmo. Perdimos 2-0 con León y el América jugaba justo como a mí me gustaba”, explicó el ex Barcelona de Guayaquil.

“El técnico me dijo en la noche antes de la final ‘Narciso prepárate que vas a ir’, yo me asusto y me dan ganas de decirle ‘Miguel, yo estoy lesionado, no puedo’. Me callé porque era la oportunidad que Dios me estaba dando, la oportunidad que quería. Llegué al vestidor y temblaba. Me daban ganas de decirle (a Herrera) ‘no estoy’. Llegó el partido, me crearon como cinco ocasiones de gol, el balón venía justo a mi cabeza, pero en lo que hacía el movimiento perdía un tiempo y la gente empezó a abuchearme, primero una parte y luego todo el estadio, venía otra bola y otra vez la tiraba afuera, no sabía qué hacer. Miguel me decía ‘Negro', ya pasó, tranquilo’”, agregó.


Asimismo, el campeón de Liga en el Clausura 2013 con las Águilas también relató que de manera continua le hacían resonancias magnéticas para ver el estado de su rodilla, aún cuando Narciso le pedía que mejor le operara, pero el médico no quiso hacerlo argumentando que no tenían jugadores para entrar a la ofensiva.

“Yo traía un resentimiento con el doctor del América que siempre estuvo tapando, también yo pequé de muy bueno y de aceptar que él me mantuviera con inyecciones, le rogaba que me operara, me hacía las resonancias y los médicos le decían que me operara y él decía que cómo me iba a operar si los torneos eran cortos”, finalizó.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)