By 90Min
April 19, 2019

El FC Barcelona moderno no se entiende sin la figura de uno de los nombres propios del barcelonismo y del momento en el fútbol mundial. El desparpajo de un joven Ajax de Amsterdam ha llevado esta semana a los holandeses a clasificarse para las semifinales de la Champions League por primera vez desde que Johan Cruyff abandonase el club y en Barcelona su figura sigue siendo clave para entender su forma de jugar. 'El Flaco' y su 'equipo de ensueño' protagonizan la cuarta entrega de 'Equipos de época'.

Después de coger el avión rumbo a Milán, regresamos a Barcelona, donde comenzó esta serie, para recordar al equipo que, según muchos, es la base de aquel con el que iniciábamos estos artículos. El 'Dream Team' de Johan Cruyff denomina al FC Barcelona de finales de los años 80' y, sobre todo, principio de los 90' que estuvo dirigido desde el banquillo por la leyenda neerlandesa y Carles Rexach, y que levantó la primera Copa de Europa en la historia culé.


LLUIS GENE/GettyImages


El técnico holandés llega desde Amsterdam en el verano de 1988 con el objetivo de hacer frente al Real Madrid de la 'Quinta del Buitre', que estaba siendo dueño y señor en España. En Can Barça, por contraposición, atravesaban una gran crisis y el presidente del club, Josep Lluís Núñez, era el principal señalado pero salvó su puesto al traer a Cruyff, un hombre que conocía la casa, al banquillo azulgrana.

Desde su llegada, el holandés comenzó a formar un equipo repleto de grandes jugadores que mezclaba a los ya presentes Zubizarreta, Salinas, Amor o Ferrer con jóvenes prometedores como Pep Guardiola y algunos fichajes nacionales como Jose María Bakero o Eusebio Sacristán. Además, llegaron al club Ronald Koeman, Michael Laudrup y Hristo Stoichkov como estrellas internacionales que completaron esta gran plantilla que Cruyff hizo aún mejor.

Image by Adrián Marcos


'El Flaco' llegó en 1988 pero no fue hasta 1990 cuando se completó la plantilla y comenzaron a llegar los primeros éxitos. Tras la llegada de estos grandes nombres el equipo cogió un ritmo de transatlántico para pasar del segundo plano en España a levantar cuatro Ligas consecutivas entre 1991 y 1994, una Copa del Rey y tres Supercopas de España. Una vez que el equipo se instauró como el líder nacional llegaron también los títulos europeos con la Copa de Europa de 1992, la Supercopa de Europa  y la Recopa.

Sin duda alguna la victoria aquel 20 de mayo de 1992 en Wembley es el partido que marca el súmmum de este 'Dream Team'. Cruyff, justo antes de saltar al campo para ese partido, dejó una de sus frases para la historia: "Hemos llegado hasta la final, ahora salid ahí y disfrutad". La Sampdoria plantó cara a un FC Barcelona que había dejado en el camino a Sparta de Praga, Benfica y Dynamo de Kiev, el partido se fue a la prórroga tras el empate sin goles en los 90 minutos y una falta de Ronald Koeman en el minuto 111 dio el título europeo a los blaugranas, que jugaban de naranja, como la selección holandesa.


Ronald Koeman era una de las piezas clave en el sistema de juego de Johan Cruyff en ese 3-4-3 que empezaba con Andoni Zubizarreta en la portería. En la línea defensiva estaban dos laterales rápidos como Ferrer y Barjuán acompañando a Koeman, que llegó a Barcelona como mediocentro defensivo y Cruyff lo reconvirtió en el encargado de sacar el balón en largo con su gran desplazamiento. En la medular cuatro hombres: Pep Guardiola como eje, Michael Laudrup en una banda, Eusebio Sacristán en la otra, y Jose Maria Bakero de mediapunta.

En un principio, Bakero había sido fichado como delantero pero su gran capacidad para bajar balones hizo que Johan le posicionase entre el centro del campo y la delantera para ser el encargado de habilitar a los interiores, que se incorporaban al ataque en cada jugada. Y en la línea de tres ofensiva encontramos a Stoichkov, un puñal que se incorporaba por la izquierda, 'Txiki' Beguiristaín, que hacía lo propio por la derecha, y Julio Salinas como delantero. En 1993, con la llegada de Romario, los cuatro jugadores extranjeros tuvieron que rotar pues tan solo tres podían estar sobre el césped al mismo tiempo.


Image by Adrián Marcos


El delantero brasileño supuso una nueva revolución en el equipo, pues aportó una gran cantidad de goles, 30 en la liga de 1993, y una serie de recursos estéticos que Salinas no tenía. El juego del Barça de Cruyff, ofensivo, de control, posesión y posición, le iba muy bien al atacante. Esta forma de jugar, para muchos, venía influida por el 'Futbol Total' de 'Rinus' Michels en la Holanda que capitaneaba Cruyff como futbolista, donde el ataque importaba mucho más que la defensa, por eso este 'Dream Team' encajaba muchos goles.

El centro del campo era una parte importantísima en este equipo, como lo ha sido en el FC Barcelona desde entonces, y Cruyff lo resumía en una sencilla frase: "Mientras tengamos la pelota nosotros, el rival no nos puede marcar gol". 


Pero como todas las etapas, la de Cruyff en el banquillo azulgrana también terminó y lo hizo de una forma dolorosa. El 18 de mayo de 1994, dos años después de alcanzar la gloria en Wembley, Atenas acogía la final de la Copa de Europa y el FC Barcelona caía derrotado por cuatro goles a cero ante el Milan de Capello.


La temporada llegó a su fin, jugadores como Laudrup, que se fue al Real Madrid, Romario o Zubizarreta hicieron las maletas y con ellos Johan Cruyff, que fue destituido por el presidente que le trajo. El FC Barcelona quedó dividido entre los partidarios del técnico y los de Núñez, los 'cruyffistas' y los 'nuñistas', pero el sello de aquel 'Dream Team', el apodo que un periodista puso al equipo en 1992 para asemejarlos a la selección estadounidense de baloncesto, y de Johan Cruyff, quedaron en Barcelona y en el fútbol para la historia.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)