By 90Min
July 01, 2019

La selección española sub 21 se proclamó ayer domingo campeona de Europa. Otra vez. Ya van cinco en total y de esta manera la 'Rojita' se convierte en el equipo con más entorchados continentales de la historia, igualando a Italia con cinco.


Un campeonato que no ha sido en absoluto un camino de rosas. La selección perdió su primer partido ante los anfitriones (3-1) y se le puso todo cuesta arriba. Sin embargo, una victoria agónica el segundo día contra Bélgica (2-1) y una sorprendente derrota de Italia frente a Polonia (0-1), le dieron a los de Luis De la Fuente una oportunidad de oro.

Tenían que ganar a Polonia mínimo 3-0, y se salieron. Derrotaron a su rival por 5-0 y se metieron en semifinales y en los Juegos Olímpicos de Tokio. Ese partido, sin duda alguna, fue un antes y un después en el torneo. Desde ese instante los jugadores españoles se empezaron a gustar y demostraron la calidad que muchos de ellos atesoran en sus botas.


Especialmente, Fabián Ruiz y Dani Ceballos. Los dos ex jugadores del Betis han dado una clase maestra durante casi todo el torneo de cómo llevar la manija de un equipo en el centro del campo. No en vano el jugador del Nápoles ha sido designado mejor jugador del torneo de manera totalmente merecida. Son dos jugadores a los que la sub21 les queda pequeña.

MIGUEL MEDINA/GettyImages


La exhibición continuó ante Francia (4-1) y en la final se prolongó durante media hora. A partir de ahí, España demostró que dominaba también otro registro: el de equipo sufridor. Aguantó el tirón de Alemania y tras un partido muy duro se llevó un torneo que había empezado muy mal. Un equipo con talento y con carácter a partes iguales.


Además de Ceballos y Fabián, ha habido otros jugadores que han demostrado tienen un talento innato para jugar a esto. Es el caso de Fornals, de Dani Olmo, de Vallejo, de Unai Núñez o de Marc Roca. La selección, gracias a estos hombres, irá a los Juegos Olímpicos como campeona de Europa y como candidata al oro desde el primer día.

MIGUEL MEDINA/GettyImages


A parte de todas las dificultades que se presentaron por el camino, hay que darle aún más mérito a los chicos que nos hicieron campeones ayer por un motivo más: esta selección se presentó en Italia sin alguno de sus en teoría mejores jugadores, léanse Asensio o Rodrigo. Nadie los echó de menos y al final, con mucho trabajo, se logró un Europeo magnífico.

Un Europeo del que gran parte de culpa tiene el seleccionador, Luis de la Fuente. En ningún momento se acordó de los que no estaban y apostó a muerte por los suyos. La revolución en el once que hizo en el tercer partido es un movimiento de genio. Meter a Marc Roca en el centro del campo español ha sido una de las claves del título de la selección, y el mérito de esa valiente decisión es completamente suya. Es el mayor héroe de todos.

MIGUEL MEDINA/GettyImages


Pero ganar un Europeo en los últimos años ha sido una tónica habitual en nuestra selección sub 21. Desde 2011, España ha jugado cuatro campeonatos de cinco posibles y ha ganado tres. En el que 'perdió', llegó a la final. Fue precisamente ante Alemania en 2017. Jugadores como De Gea, Thiago, Isco, Saúl, Munian, Carvajal o Azpilicueta han formado parte de los equipos que ganaron estos europeos y ahora son titulares en la absoluta y en los mejores equipos del mundo, ya sea en Real Madrid, Barcelona, Atlético, Chelsea, United,... El trabajo de España, desde luego, funciona. Una España que ha vuelto a deslumbrar a Europa... por enésima vez

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)