By 90Min
July 13, 2019

"C'est magnifique" rezan todos los montajes que el club blaugrana ha elaborado para hacer oficial el fichaje del delantero francés, aunque muchos aficionados no estén tan de acuerdo con su llegada por mucho que en Can Barça se empeñen en señalar que "lo estabais esperando". En el FC Barcelona confían en que el papel de Griezmann sea casi tan importante como el desarrollado hasta ahora en Madrid y existen muchos motivos para creer que su fichaje es un acierto, que es ideal darle una segunda oportunidad.


La primera razón es obvia, el galo es uno de los jugadores más destacados del mundo y, como suelen presumir los directivos cuando anuncian un gran fichaje, "los mejores futbolistas deben estar en los mejores clubes". En Barcelona completará un elenco de estrellas donde Leo Messi es el líder indiscutible, Luis Suárez el artillero y Antoine deberá luchar con Coutinho y Dembélé por la titularidad en el tridente ofensivo.

La llegada del francés supondrá además una importante mejora en el fondo de armario del primer equipo, una nueva pieza clave que sumar a un vestuario repleto de grandes jugadores que ahora, entre Griezmann y de Jong, deberá despedirse de otras caras. Incorporar a un futbolista de la talla del 'Principito' siempre es positivo ya sea para darle la titularidad desde el inicio como para fomentar una mayor competencia.

David Ramos/GettyImages


Esa rivalidad, esperemos que sana, que se producirá entre todos los 'jugones' que tendrá el Barça en ataque es un motivo más para apoyar la llegada del francés. Todos, incluido él, deberán aumentar su nivel progresivamente para mantenerse en la lucha por un puesto en un once inicial que difícilmente varíe del 4-3-3. Tres puestos de ataque en los que Messi es indiscutible en los encuentros importantes y habrá que ver si alguno es capaz de apartar a Suárez en la referencia ofensiva.

El cuarto fundamento para defender la incorporación de Griezmann es precisamente eso: defender. El nuevo futbolista culé viene con los deberes hechos del Atlético de Madrid, donde el 'Cholo' Simeone le exigía esforzarse también en labores defensivas. En Barcelona será delantero, pero puede ser el primer hombre en la presión, la primera barrera que superar en una defensa más posicional o el perseguidor del encargado de generar el juego rival.

JAVIER SORIANO/GettyImages


Su precio también es un aliciente dentro de un mercado en el que, por norma, los jugadores como él alcanzan ya cifras astronómicas. Los 120 millones no son pocos pero contando con que hasta hace dos semanas su precio eran 200 su llegada se convierta casi en una ganga. Atendiendo también a que se pagaron 160 'kilos' por Coutinho y 145 por Dembélé, en Barcelona han sabido aprovechar las rebajas veraniegas para firmar a uno de los futbolistas más determinantes de la actualidad.

Además Griezmann está en el mejor momento de su carrera. A sus 28 años tiene la madurez suficiente para encarar esta nueva y exigente etapa en su vida, y también muchos años para mantener un gran nivel por delante. El galo ha firmado por cinco temporadas, pero incluso podría ampliar alguna más en el futuro si su rendimiento continúa como lo ha venido haciendo.


Tras levantar la Copa del Mundo el pasado verano, el mayor reto colectivo que tiene ahora por delante el 'Principito' es levantar la Champions League, que casualmente será de nuevo el objetivo principal de los culés este curso. Su llegada supone un ligero salto de calidad que podría ser diferencial en esos momentos duros que atraviesa el Barcelona cuando se acerca la hora de la verdad, como se vio en Roma y Liverpool.

Finalmente, en el FC Barcelona están acostumbrados a que los grandes futbolista franceses que llegan al club cumplan con las expectativas como sucedió con Thierry Henry. El galo agarra muy bien en la Ciudad Condal y además firmar a Griezmann supone una mayor atracción dentro del mundo del marketing internacional, pero sobre todo del país vecino. Una operación que podría rentabilizarse pronto tanto por títulos como por ventas.

David Ramos/GettyImages


Son muchos los motivos que hay para creer, las razones para entender que la directiva acierta afrontando el fichaje de Griezmann, pero ahora es él quien debe demostrar que valen la pena los 120 millones, que tiene años por delante y que supone un salto de calidad. La teoría está sobre la mesa, tan solo queda la práctica.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)