By 90Min
July 17, 2019

La serie de "Equipos de época" nos lleva hoy a la Inglaterra de finales de los años 40 y las décadas de los 50 y los 60, y más concretamente a la ciudad de Manchester. El United era hasta entonces un equipo habitual en la primera división inglesa, pero nunca había destacado por ser el centro de las miradas y los títulos pues solo contaban con dos entorchados ligueros. Sin embargo, la llegada de Matt Busby cambiaría el rumbo y la historia del club para siempre.

Image by Adrián Marcos


El técnico escocés llegó al conjunto mancuniano en octubre del año 1945. Él y su asistente, Jimmy Murphy, decidieron que la fuerza del equipo inglés debía salir de la cantera y, junto al ojeador Joe Armstrong, llevaron a una gran cantidad de futbolistas del equipo juvenil a la primera plantilla. Esta idea, sumada a una forma de jugar que Busby tomó prestada de la selección húngara que sorprendió a Europa con Ferenc Puskas a la cabeza, hicieron que el equipo diese un salto de calidad hacia la gloria mundial.


Image by Adrián Marcos


En 1947 el proyecto comenzó a dar sus frutos cuando el equipo logró terminar la temporada en segunda posición y en 1948, el título de la FA Cup supuso el comienzo de una nueva era en la que en Old Trafford comenzaron a llenar sus vitrinas. En 1952 Busby y sus chicos se llevaron la Liga inglesa 41 años después logrando el tercer título liguero en la historia del equipo. Cuatro años después volvieron al trono inglés y al año siguiente, en 1957 revalidaron el título por segundo año consecutivo.


Image by Adrián Marcos


Para entonces ya eran conocidos como los 'Busby Babes'. El término lo acuñó un periodista británico, Tom Jackson, del Manchester Evening News y se refería a todos esos grandes futbolistas salidos de la cantera que el escocés y su asistente llevaron al primer equipo. Por desgracia, los 'Busby Babes' serán siempre recordados por la tragedia del 6 de febrero en Múnich, que le costó la vida a 23 personas, ocho de ellas futbolistas del equipo.

Image by Adrián Marcos


El equipo regresaba de Belgrado tras disputar las semifinales de la Copa de Europa y aterrizaron en la ciudad alemana para repostar. Una contundente nevada evitó que el avión despegase en dos ocasiones y a la tercera, cuando levantó el vuelo, terminó empotrado contra una casa, lo que supuso el incendio de la aeronave. "Todavía no sé por qué despegamos", recordaba Bobby Charlton, uno de los supervivientes del accidente, hace años.

Christopher Furlong/GettyImages

Aquel día y en las jornadas posteriores perdieron la vida Tommy Taylor, Robert Byrne, Geoff Bent, Mark Jones, David Pegg, Liam Whelan, Eddie Coleman y Duncan Edwards. El último era un prodigio del fútbol que, con tan solo 21 años, era el referente de aquel equipo. "Recuerdo una anécdota: en una semifinal ante el Chelsea, Murphy nos dijo que evitáramos la dependencia de Duncan. Que éramos un equipo sobrado de talento. Al llegar 0-0 al descanso, nos gritó: 'Pasadle a Duncan'. Ganamos el partido", comentó Charlton sobre el joven.

Image by Adrián Marcos


El propio Matt Busby también salió muy tocado de aquel accidente y tardó mucho tiempo en recuperarse, pero terminó regresando a los banquillos. Mientras tanto fue Murphy quien se hizo cargo de un equipo desestructurado por completo y desmoralizado tras un suceso que marcó la vida de todos los futbolistas. Los éxitos tardaron en regresar pero lo hicieron a principios de los años 60, cuando el club se recompuso de la tragedia.

Busby volvió a tomar las riendas del primer equipo y a Bobby Charlton, que se convirtió en referente y estrella del equipo hasta su retirada, se unieron Dennis Law y un joven George Best que también salió desde la cantera. Los tres pasaron a ser conocidos como 'The Holy Trinity' (la Santa Trinidad) y tras lograr la FA Cup en 1963, lograron levantar la liga inglesa en 1965 y 1967. La culminación de unos renovados 'Busby Boys' liderados por estos tres futbolistas llegó el 29 de mayo de 1968 cuando por fin lograron levantar la primera Copa de Europa del club.

Image by Adrián Marcos


El triunfo por cuatro goles a uno en Wembley y ante el Benfica supuso también el primer entorchado europeo para un conjunto inglés y tras tocar la gloria Busby abandonó el banquillo de los 'Red Devils' en 1969 dando por finalizada una era. Su importancia en el club fue tal que fue él quien decidió que el equipo, para intimidar, debía ser conocido como actualmente se le conoce e incorporó al escudo la figura del diablo.

"Puede que no fuéramos el mejor equipo del mundo. Puede que nunca lo llegáramos a ser. Pero sin duda fuimos los más queridos. El equipo tenía juventud, carisma, y, sobre todo, humildad. La magia del Manchester pudo morir en Múnich, pero las emociones que generó aquel equipo permanecen imborrables en la memoria de los aficionados", aseguró Harry Gregg, uno de los supervivientes del accidente. El equipo pasó a la historia frente a todas las adversidades y terminó marcando una época.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)