Daniele De Rossi llegó a la Argentina y revolucionó el Mundo Boca. El campeón del mundo arribó al país para cumplir su sueño de jugar con la azul y oro y generó una enorme expectativa en los hinchas xeneizes, incrédulos de que un jugador de su trayectoria y jerarquía cruce el oceáno para jugar en un club con el que no tiene ningun tipo de vinculación ni arraigo más que el cariño que fue madurando a lo largo de su carrera.

Y para el italiano, venir hasta aquí también es una revolución. Tras firmar el contrato que lo vinculará a Boca hasta 2021, De Rossi realizó un pedido que nadie esperaba: 200 camisetas con su nombre y el dorsal Nº16 que utilizará durante su estadía en el club.

5d3cceed72240768eb000001.jpeg

"Ho tanti amici (tengo muchos amigos)", se justificó el ex-Roma y al ver que lo que había pedido era un tanto exagerado, bajó el pedido a solo 100 camisetas: la mitad titulares y la otra de casacas alternativas.

De Rossi ya se entrenó bajo las órdenes de Gustavo Alfaro en el Complejo Pedro Pompilio y no ve la hora de debutar oficialmente. Si bien no disputa un partido desde fines de mayo (su último encuentro con Roma en el triunfo por 2 a 1 ante Empoli), el volante podría hacer su estreno por Copa Argentina frente a Almagro el próximo 13 de agosto en La Plata o ante Aldosi en la Bombonera por la tercera jornada de la Superliga.