By 90Min
July 30, 2019

"Si quisiera ser un ejemplo para los más jóvenes, sería un profesor", esta fue la frase que dio Radja Nainggolan tras quedar fuera de la lista de convocados de Bélgica para la última Copa del Mundo por problemas personales con el entrenador, pero la realidad es que las palabras que dijo el jugador del Inter de Milán demuestran que a veces se les exige cosas que no deberían a los futbolistas e incluso a los entrenadores. 

Tomás Boy fue sancionado por un partido luego del enfrentamiento verbal que tuvo con André-Pierre Gignac durante el juego entre Chivas y Tigres de la Liga MX, y aunque muchos se indignan al considerar que el comportamiento del entrenador de Chivas, quien levantó su mano tras ser expulsado, manifestando en múltiples ocasiones que él es "el número 1" (expresándole a Gignac que él sigue siendo el máximo referente en la historia de Tigres), es vergonzoso y nada ético, la realidad es que el personaje que se encuentra en un terreno de juego no tiene ninguna obligación moral en dar un buen ejemplo si no es su intención. 

Definitivamente los gritos, ademanes y expresiones hechas por el estratega del Rebaño Sagrado no fueron las más ejemplares, pero su labor no es ser un modelo a seguir, ni tiene ese papel que muchas veces la prensa decide otorgarles por ser figuras públicas. 

Tomás Boy terminó mostrando coraje y sangre, motivando a los suyos, calentando y metiéndole un toque pasional al partido en desarrollo al igual que a la pelea por el liderato histórico de goleo de los universitarios, por lo que a pesar de no haber mostrado una conducta ideal, lo realizado por el mexicano despertó el interés del público y emocionó con la batalla que se presentó entre los dos máximos anotadores de Tigres, creando uno de esos momentos que claramente son parte de la emoción y furor del futbol.  

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)