By 90Min
August 07, 2019

La serie nos vuelve a llevar a España en esta entrega para hablar del que indudablemente es el primer equipo que marcó una época en el fútbol mundial. Anteriormente hablamos de cómo el Benfica de Béla Guttmann destronó en Europa al Real Madrid de Alfredo Di Stefano y hoy hablamos precisamente de ese equipo, el que consiguió levantar las primeras cinco Copas de Europa que se celebraron.

En el año 1952 el conjunto blanco celebraba sus "Bodas de Oro" y para conmemorarlo organizó un pequeño torneo e invitó a uno de los clubes más punteros de Sudamérica, Millonarios. Los madridistas se midieron a los argentinos y se impusieron por cuatro goles a dos, Santiago Bernabeu, presidente del equipo en aquella época, se encaprichó entonces del delantero del equipo rival y meses después le firmó en una operación, como no puede ser de otra forma, millonaria. Así, en 1953, aterrizó en el Real Madrid Don Alfredo Di Stefano.


Terry Disney/GettyImages


Junto a él, desde el norte de España, llegó también un veloz extremo que jugaba para la Real Santander Sociedad Deportiva, un joven Francisco Gento que se unía al argentino para cambiar la historia del club de la capital española. La 'Saeta Rubia', como se le conocería después, debutó oficialmente precisamente con el equipo cántabro y lo hizo con un gol de cabeza el 28 de septiembre de 1953.


Estos dos se unían a un equipo que comenzó a evolucionar y su dominio en España fue creciendo hasta dar el salto al plano internacional. En 1955 se hicieron con un trofeo, la Copa Latina, que conglomeraba a las cuatro grandes federaciones "latinas" del continente: Italia, Francia, Portugal y España. Esa victoria sirvió como precedente para que Santiago Bernabeu, junto a otros dirigentes del fútbol europeo, creasen la Copa de Europa.

Image by Adrián Marcos


El 13 de junio de 1956 el Real Madrid haría historia al lograr la primera Copa de Europa tras imponerse por cuatro goles a tres al Stade de Reims. En aquel equipo destacan sobre el resto el capitán, Miguel Muñoz, y la delantera con Di Stefano, Gento y Joseíto y Hector Rial, autor de dos goles esa noche en París.

Tras esta, un año después y en el Santiago Bernabéu, llegó la segunda al vencer por dos goles a cero, obra de Di Stefano y Gento, a la Fiorentina. En aquel triunfo estaba también otro de los referentes de la época, Raymond Kopa, que llegó ese mismo curso. Y en 1958 la tercera se celebró en el Estadio Heysel de Bruselas. El lugar cambió pero el campeón no pues el Real Madrid se impuso por tres goles a dos al AC Milan en la prórroga. En 1959 sucedería lo mismo en Stuttgart y contra el Stade de Reims de nuevo pero esta vez por dos goles a cero.

Image by Adrián Marcos


La de 1960 será siempre la más recordada, no por ser la última sino por el resultado. Los blancos, que ya contaban en sus filas con el ídolo de los 'magiares mágicos' Ferenc Puskás, se impusieron por siete goles a tres al Eintracht de Frankfurt en el Hampden Park de Glasgow. Miguel Muñoz, que había colgado las botas años antes tras liderar los primeros años de esta época dorada, dirigía al equipo desde el banquillo y el húngaro firmó cuatro tantos que completó Di Stefano con otros tres. Al día siguiente un periodista de The Times comentó que "el Real Madrid se pasea por Europa como antaño se paseaban los vikingos, arrasándolo todo a su paso", y su símil quedó para la historia.

Se habla mucho de cómo este Madrid logró esas cinco Copas de Europa consecutivas y se tacha constantemente la hazaña por la posible intromisión de Francisco Franco, pero lo cierto es que en España el dominio también fue total. Los blancos se hicieron con ocho ligas en diez años entre 1954 y 1964, así se convirtieron en el referente futbolístico de todo el panorama mundial, y no era para menos.

Image by Adrián Marcos


Por desgracia para los madridistas ese equipo, como todos los demás, fue llegando a su fin al tiempo que sus estrellas fueron retirándose o abandonando el equipo. Ese equipo que "arrasaba todo a su paso" con una delantera temible fue a menos. Los Kopa, Puskas, Di Stefano... dejaron Madrid y, pese a que los títulos nacionales continuaron llegando, el dominio europeo paso a manos de otros. Tan solo Paco Gento continuó los años suficientes como para en 1966 recuperar el trono europeo con un equipo totalmente reformado en el que él seguía siendo uno de los máximos referentes. La 'Galerna del Cantábrico' se convirtió entonces en el único futbolista que ha logrado 6 Copas de Europa, récord que aún conserva.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)