By 90Min
August 16, 2019

El pasado miércoles 14 de agosto se jugó en Estambul uno de los primeros títulos de la temporada, la Supercopa de Europa. El Liverpool ganó al Chelsea en los penales, al errar uno de ellos el inglés, de padre nigeriano, Tammy Abraham.

Lo que deberían haber sido mensajes de apoyo para una de las promesas del Chelsea y del futbol inglés se ha tornado en pesadilla. Una parte de la afición no le perdona su fallo y se ha puesto en contra de él. Pero lo que empezaron siendo criticas se han convertido en insultos racistas para un jugador joven que tiene mucho futuro por delante.

Un portavoz del Chelsea para el canal británico BBC declaró que "el Chelsea considera que todas las formas de discriminación son inaceptables. No hay lugar para ellas en nuestro club y si encontramos una evidencia de que los autores son poseedores de los abonos de esta temporada, tomaremos las medidas más fuertes posibles contra ellos"


Por su parte la asociación Kick it out, que lucha contra el racismo ha emitido un comunicado: "La pasada noche recibimos advertencias de insultos racistas contra Tammy Abraham a través de las redes sociales después del partido del Chelsea de la Supercopa de Europa. Este comportamiento es cada vez más predecible, pero no menos desagradable.  Enviamos todo nuestro apoyo a Tammy y, reiteramos nuestra llamada a Twitter y a otras redes sociales para reprimir este nivel de insultos. Llamamos a la acción, queremos saber qué van a hacer para frenar este problema".

You May Like