By 90Min
August 22, 2019

Hirving Lozano ha dejado el PSV Eindhoven y a la Eredivise para convertirse en jugador de la Serie A. Defenderá los colores de una de las instituciones más grandes de Italia: el Napoli, equipo que pagó 42 millones de euros por el mexicano.


Muchos se estarán preguntando cómo es que un joven mexicano de 24 años se convirtió en el fichaje más caro uno de los clubes más grandes de Italia este verano... La respuesta es simple, calidad, calidad y más calidad.


Lozano comenzó su extraordinaria carrera futbolística a los once años con Pachuca, en donde siempre destacó por su gran habilidad y determinación, pocos años más tarde ya estaba a las órdenes de la leyenda del club, Gabriel Caballero. 

Su debut en el máximo circuito de la Liga MX se llevó a cabo un 8 de febrero de 2014 en el Estadio Azteca, fue algo histórico y bellísimo. Bajo las órdenes del ‘Ojitos’ Meza entró al terreno de juego al minuto 84' por Jürgen Damm, cinco minutos más tarde marcaría el gol con el que los Tuzos vencerían al América en ese juego.



Con tan sólo 20 años se adueñó de la titularidad absoluta en el equipo de los Tuzos; fue la mejor generación que ha surgido en Hidalgo, compartiendo el vestidor con jugadores como Jürgen Damm, Erick Gutiérrez y Rodolfo Pizarro. Una generación que en el Clausura 2016 le daría al Pachuca su sexto título de Liga MX.


Su historia con la selección nacional no es tan diferente. Tuvo varios procesos con la selección Sub-20. En su primer torneo internacional (Campeonato de la CONCACAF 2015) con dicha categoría anotó dos goles y dio cuatro asistencias en el partido inaugural ante Cuba, más tarde terminaría como Botín de Oro en ese torneo. Con la Sub-22 ganó el Preolímpico de CONCACAF en Río 2016.

Con la selección mayor no hay mucho más que decir, es ídolo absoluto en la actualidad y su histórico gol contra Alemania en la Copa del Mundo de 2018 simplemente lo terminó de confirmar, a tal grado que finalizó como uno de los mejores jugadores jóvenes en ese evento.



Su brillante trayectoria en Pachuca lo catapultó al futbol europeo, a un club que le encanta comprar mexicanos, el PSV Eindhoven. La que fuera la casa de Andrés Guardado, Carlos Salcido, Héctor Moreno y Maza Rodríguez, entre otros, recibió el 19 de junio de 2017 a Hirving ‘Chucky’ Lozano.


El mexicano debutaría con gol en la liga holandesa, al minuto 31' ante el AZ Alkmaar. Meses más tarde y con brillantes actuaciones, ‘Chucky’ se convertiría en ídolo absoluto del equipo holandés.


En su primera temporada en la Eredivise, rompería las redes en 17 ocasiones, situación que lo convertiría en el máximo goleador de su escuadra en ese año, además de que el PSV se proclamó campeón y el Chucky fue fundamental en eso.



Su siguiente temporada no cambió mucho, seguía siendo el muchacho rebelde en la cancha que encaraba a dos jugadores y los dejaba humillados, el que no se achica con absolutamente nadie en ninguna parte del terreno de juego.


A pesar de que PSV no gano la liga holandesa, Hirving probó las redes de la Champions League y destacó en muchas ocasiones, un ejemplo es ante el Barcelona.

En las calles los aficionados decían que sería imposible mantener a un jugador con tal hambre y talento futbolístico por mucho tiempo… Desgraciadamente, tenían razón.



Esté pasado martes Hirving llegó a Italia y se espera que se haga completamente oficial su traspaso este jueves. Su debut con el equipo napolitano podría ser ante Cristiano Ronaldo en la Jornada 2 de la Serie A. 

De esta manera la carrera del 'Chucky' sigue catapultándose exponencialmente, buscando llegar cada vez a equipos de más jerarquía y consolidarse como uno de los mejores futbolistas mexicanos de la historia.

You May Like