By 90Min
August 23, 2019

La historia de Alan Ruschel es de esas que no son fáciles ni de contar ni de olvidar. El jugador estuvo en el avión que se estrelló en las inmediaciones de Medellín, donde murieron 71 personas. Su vida desde entonces cambió, los médicos creyeron que no iba a volver a andar, 

"Alan Ruschel llegó con una compresión en la tibia, compresión abdominal y la vértebra diez fracturada. Después de la cirugía, en condición estable, se fue a la clínica de Río Negro para los exámenes, ya que las secuelas en las extremidades inferiores llevan a riesgo de pérdida de movimiento".

Ahora con 30 años recién cumplidos, quiere demostrar que sigue jugando al máximo nivel por méritos propios, y no por "pena" como afirman algunos aficionados. El defensa, tras pasar 6 años en el club de Chapecó, se marcha cedido al Goiás.

El problema en su marcha ha sido que su club de origen no ha mostrado ningún sentimiento por su marcha, simplemente se ha dedicado a hacer un comunicado anunciando la cesión, haciendo caso omiso de la tragedia que paso el jugador.

El jugador además sorprendió con su fuerza de voluntad, cuando después del accidente solo tardó en jugar nueve meses después, en un partido amistoso frente al Barcelona en el Camp Nou. Ahora inicia una nueva etapa donde tiene que demostrar otra vez su valía.

You May Like