By 90Min
August 23, 2019

Esta semana la afición mexicana se emocionó por el traspaso de Hirving Lozano al Napoli de la Serie A, donde varios analistas y futbolistas están seguros que acabará de explotar su mejor nivel, sobre todo porque se medirá a grandes escuadras como la Juventus, Roma, Inter Milán, AC Milán o la Fiorentina.



No obstante, no todo es tan bello con respecto al cuadro de la ciudad de Nápoles, pues no ha sido solamente reconocido por sus grandes momentos en el fútbol y el paso del argentino Diego Armando Maradona, sino que también tiene su lado oscuro, pues a lo largo de los años se le ha relacionado con la mafia.

El mismo Pelusa aseguró en 1996 a la revista argentina Gente que “en Nápoles la droga estaba en todas partes”, recordando los vínculos que tuvo con jefes de la Camorra, organización criminal que ha tenido desde su principal bastión a localidades sureñas de Italia como Salerno, Caserta, Benevento y Nápoles.



No es del todo desconocido que la relación entre las mafias italianas y el fútbol posee un gran historial, incluso existen documentos e investigaciones policíacas que han llevado a futbolistas a ser parte de las indagatorias, tal como sucedió con el pampero Ezequiel Lavezzi, quien entre 2007 y 2012 portó los colores de los Azules.

Incluso ya como jugador del París Saint-Germain, El Pocho tuvo que viajar a Italia para ser interrogado sobre un caso de lavado de dinero, aceptando que conocía a Antonio Lo Russo, líder del clan Lo Russo, y con quien, incluso, jugó PlayStation en su casa.




“Lo conocía como uno de los hinchas del Napoli; vino incluso algunas veces a mi casa. No me pareció nada extraño porque también en Argentina resulta habitual que los jugadores traten con los hinchas. Incluso una vez jugamos a la PlayStation juntos, y si mal no recuerdo, también lo he visto en el Estadio”, relató el sudamericano.

Otro implicado en estos sucesos fue el ex seleccionado italiano Fabricio Miccoli, quien estuvo enlazado con la mafia de Palermo, donde militó del 2007 al 2013, año en el que fue presentado ante las autoridades para ser interrogado por los presuntos delitos de extorsión y acceso no autorizado a sistemas de información.



Aunado a ello, el ex de Juventus, Fiorentina y Palermo fue relacionado con el hijo de Antonio Lauricella, jefe de la Cosa Nostra, una de las organizaciones criminales más conocidas alrededor del mundo.

Tras el Mundial de Italia 90, también el delantero Salvatore Schillaci, máximo romperredes en esa justa, estuvo relacionado con integrantes del grupo Della Noce, lo cual tomó eco luego de amenazar de muerte a Poli, jugador del Bolonia, con quien segundos antes había tenido un enfrentamiento y al final le indicó “Haré que te maten”.



Finalmente, el lugar muchas veces no es tan seguro pues el uruguayo Edinson Cavani antes de llegar a Palermo leyó en Internet sobre el lugar y le preocupó la mafia, una vez ya instalado fue asaltado a punta de pistola, así como su compatriota Abel Hernández.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like