By 90Min
August 27, 2019

Las directivas de ambos clubes han mantenido un mediático encuentro hoy en la capital francesa para tratar de cerrar el traspaso del futbolista brasileño, pero ante la ausencia de novedades la conclusión ha sido que el acuerdo no ha terminado de llegar a buen puerto. Sin embargo, las informaciones llegadas desde París aseguran que la sintonía entre los dos conjuntos ha sido buena y habrían concretado una segunda reunión en los próximos días.

FRANCK FIFE/GettyImages


El objetivo de ambas partes era terminar con el culebrón que lleva dando que hablar todo el verano para no apurar la fecha límite del 2 de septiembre, cuando tanto el mercado de fichajes español como el francés echan el cierre. Por eso mismo Eric Abidal, director deportivo culé; Javier Bordas, director del área de fútbol; André Cury, asesor brasileño; y Óscar Grau, CEO blaugrana, se han encontrado con Leonardo, director deportivo parisino, y Djamel Bouras, asesor de Al-Khelaifi, en la 'Ciudad del Amor', donde no han terminado de cuajar las relaciones.

Los de FC Barcelona habrían puesto sobre la mesa la propuesta de abonar 170 millones de euros al PSG en varios plazos, mientras que los locales buscarían recibir cien 'kilos', aparte de dos jugadores (se estima que son Nelson Semedo y Ousmane Dembélé, aunque no hay confirmaciones). Ni una ni otra parte habrían aceptado las ofertas, pero se dieron 24 horas para meditarlas y el día de mañana se volverán a sentar para terminar la negociación del fichaje. 



Mientras tanto, Neymar continúa presionando a su actual club instándoles a aceptar las ofertas blaugranas, pues no aceptaría recalar en ningún otro equipo. Real Madrid y Juventus de Turín, que en las últimas semanas habían cobrado especial protagonismo dentro del culebrón sobre el futuro del brasileño, habrían perdido todas sus oportunidades. El por ahora atacante del PSG ha anunciado también en sus redes sociales un fichaje, el que ha firmado con la Casa de Papel para ser parte de la serie, cosa que despertó la polémica en las calles de París, donde la gente asume que este nuevo trabajo lo hará desde España.

You May Like