By 90Min
August 28, 2019

Descaro, desparpajo, calidad, trabajo... son muchas de las cualidades que los canteranos que consiguen ser partícipes de los entrenamientos del primer equipo en cualquier club demuestran sumadas a un afán desmedido por llamar la atención haciendo las cosas bien. Estas y muchas otras aptitudes son las que está demostrando Rodrigo Riquelme, la última sensación de la fábrica de talentos del Atlético de Madrid que ha dado el salto del juvenil al primer equipo.



El joven de tan solo 19 años se puso a las órdenes de Diego Pablo Simeone tras el regreso de las vacaciones veraniegas. Se concentró en Los Ángeles de San Rafael, fue parte de la expedición colchonera en la gira por los Estados Unidos y se cayó a última hora de la última convocatoria del 'Cholo' para el duelo de La Liga ante el Leganés. Sin duda alguna 'Roro', como le conocen sus amigos y compañeros, ha caído de pie en la primera plantilla y está llamado a ser un hombre importante en un futuro no muy lejano.

Riquelme era una de las piezas clave del Atlético juvenil que se proclamó campeón de su grupo de División de Honor el pasado curso sin perder ni un solo encuentro y, tras solo haber disputado un encuentro con el filial, ya es uno más en los entrenamientos que dirige el argentino. Tanto Simeone como el 'Mono' Burgos y el 'Profe' Ortega parecen estar asombrados con el futbolista y en las sesiones es normal escuchar halagos hacia él de los técnicos.


Para los que aún no le hayan visto jugar, Riquelme es un jugador de banda que también puede actuar como delantero centro si la situación lo requiere, tiene un auténtico guante en el pie derecho y ya ha dejado muestra de ello con los mayores. En los entrenamientos la pide, encara a los profesionales y no duda en tratar de ser el centro de atención, y en el duelo ante las estrellas de la MLS dejó una asistencia a Marcos Llorente de pura fantasía. Aún es pronto para compararle con los mejores, pero el futbolista promete.

You May Like