By 90Min
September 07, 2019

La afición de Cruz Azul estaba ilusionada con ver al argentino Antonio Mohamed como su próximo técnico tras el cese del portugués Pedro Caixinha, además era el candidato de Ricardo Peláez para conseguir el tan anhelado título de Liga MX que se le ha negado a la institución en más de 20 años, pero al final, la directiva decidió apostar por el uruguayo Robert Dante Siboldi, lo que ocasionó el enfado de los seguidores celestes, así como la renuncia del director deportivo.


Ahora con la salida del Cabecita de Oro, tal parece que el panorama de La Máquina nuevamente se vislumbra nublado, pues puede que en su poco tiempo como directivo no ganara la Liga pero si una Copa MX, una Supercopa MX y fue subcampeón en el Apertura 2018, lo que revela que al menos pudo ganar finales, lo que otros no pudieron lograr mientras estuvieron sentados en dicho cargo.

Fuera del mundialista en Francia 1998, el timonel charrúa es el menos culpable de lo que pasa dentro de La Noria, pues se sabe que desde mucho tiempo atrás hay un pleito de poderes, malas decisiones, una especie de malaria, así que muy probablemente que bajo esta nueva gestión se repita más de lo mismo, pelear por estar en los primeros lugares de la tabla, entrar a la Fiesta Grande, pero sin poder dar el paso final, ser campeón.



Lo sucedido con los Tiburones Rojos del Veracruz quemó feo al exguardameta pues no pudo ganar ni un solo encuentro, lo que ocasionó que renunciara después de ser goleado 9-2 por el Pachuca, así que la gente tiene más en mente ese recuerdo que su paso por Santos Laguna, donde si pudo levantar un trofeo de Liga, aunque después fue cortado al inicio del siguiente certamen por un pleito con su compatriota, el zaguero Gerardo Alcoba.

Una de las ventajas que tiene el ex de Tigres es que conoce muy bien la institución cementera ya que durante su etapa como futbolista defendió el arco en la temporada 1993-94, además ya fungió como interino en el 2009, por tal motivo fue elegido por la directiva, esperando que así puedan llegar a la Liguilla del Apertura 2019.



Nuevamente como sabemos en el fútbol mexicano, lo más fácil siempre es cortar la cabeza del técnico, pero si Siboldi realmente quiere lograr un cambio tendrá que empezar a hacer movimientos en su plantilla, porque, como ha sido costumbre, varios jugadores que llegan en calidad de refuerzos dejan mucho que desear, además debe sacar provecho de la cantera, ya que quizás esos jóvenes rindan más pues tienen amor al club.

La realidad es que La Máquina tiene cierta similitud con los Guerreros de La Comarca Lagunera en cuanto a inversión, estilo de juego, buenas fuerzas básicas, así que el sudamericano tendrá buen material para poder imponer su sello y estilo, lo que sí, es que al no ser alabado por la hinchada cementera, deberá aprender a soportar la presión que le puede traer estar al frente de uno de los cuatro ‘grandes’ pues en Torreón y en el puerto no se tiene la misma exigencia, más si han pasado más de 20 años sin una alegría.



Por ahora es seguro que el exseleccionado de La Celeste tenga asegurado este campeonato así como el siguiente, recordando que a Guillermo Álvarez y compañía les gustan los procesos largos, pero algo que también será importante es saber quién quedará como director deportivo ya que al final es un trabajo en equipo y ya se vio lo que sucede cuando el estratega no tiene buena química con el hombre de las decisiones deportivas.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


You May Like