By 90Min
September 10, 2019

Este domingo el Clásico Nacional que se celebró en el Soldier Field de Chicago presentó un lleno total con las dos aficiones más grandes del balompié mexicano, que demostraron una vez más por qué son los dos más históricos, aunque el juego dejó mucho que desear.



No se puede decir que el duelo entre Chivas y América fue una falta de respeto, pues los seguidores que hicieron presencia en territorio norteamericano estaban conscientes de que habría bastante juvenil por el lado azulcrema ya que varios de sus titulares fueron convocados a sus respectivas selecciones como Guido Rodríguez, Bruno Valdez, Jorge Sánchez, Guillermo Ochoa, Renato Ibarra o Andrés Ibargüen, sin olvidar a los lesionados Henry Martín, Giovani Dos Santos, Nico Castillo o Nicolás Benedetti.

Quien probablemente sí decepcionó a su gente, una vez más, fue el Rebaño Sagrado, que tuvo a varios de sus titulares habituales dentro del terreno de juego como Oribe Peralta, que sigue sin anotar, Antonio Briseño, Raúl Gudiño, Miguel Ponce o Jesús Molina, quienes no pudieron aprovechar la gran ventaja de jugar contra un cuadro sub-20, pues a pesar de haber dominado gran parte del encuentro poco peligro generaron al frente.



Al final, el Clásico culminó con un empate a ceros que los americanistas celebraron por el hecho de no haber perdido contra el Guadalajara a pesar de las ausencias, mientras los que siguen causando dudas y conflictos a sus hinchas son los rojiblancos, pues ya están colmados del proceso de Tomás Boy, que se ubica como uno de los cinco peores entrenadores en la historia del club.

Volviendo al tema principal, el cotejo si pudo haber decepcionado y ser una falta de respeto, pero la culpa ahí es de los aficionados, que prefieren llenar un estadio ajeno a los de su propio país para ver un choque entre clubes incompletos y donde no se jugaba nada a pesar de ser un Clásico Nacional, únicamente sirvió para que nuevamente los hombres de pantalón largo llenaran sus bolsillos al conocer la respuesta promedio de los mexicanos en los Estados Unidos y sobre todo cuando se trata de los dos más ganadores de México.



Sin dudas el duelo dejó un mal sabor de boca en la mayoría de los fans pero sirvió para conocer que los de Coapa tienen jóvenes talentosos para el futuro, para conocer cómo es jugar con puro nacido en suelo nacional, ya que de los once en cancha únicamente Emanuel Aguilera era extranjero; asimismo, para El Jefe sirvió para conocer qué debe ajustar y darse cuenta que tiene futbolistas que realmente quieren ser titulares en la Liga MX como César Huerta, José González o Alan Cervantes.

El verdadero Clásico Nacional llegará el sábado 28 de septiembre cuando se dispute la Jornada 12 del Torneo Apertura 2019, de la Liga MX, donde ahora sí estará en juego el orgullo, donde los pupilos de Miguel Herrera tienen menos que perder ya que están en estos momentos en los primeros lugares de la tabla y además se han llevado los últimos clásicos tanto en la capital como en suelo tapatío, ya en el caso del Rebaño, este si debe dejar todo en la cancha para quitarse la paternidad que ha fomentado El Más Odiado sobre ellos, sin embargo, el misterio recaerá en sí Boy todavía llegará como el timonel del equipo pues tiene en puerta el Clásico Tapatío, el cual de no ganarlo, podría ser cesado finalmente.



¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


You May Like