By 90Min
September 15, 2019

Una vez más se jugó el Clásico Tapatío en la Liga MX, un partido que no defraudó a los presentes, pues a pesar de un primer tiempo sin tanta llegada, el complemento trajo lo mejor y sobre todo después del gol de Alexis Vega, que fue cuando la presión se puso al filo de la butaca para los Rojinegros.



Esta noche en el Estadio Akrón se pudo ver a un Guadalajara similar a lo mostrado en las últimas fechas del torneo liguero, con idea de saber qué buscan hacer, pero sin hallar todavía la brújula del todo pues aunque tuvieron un amplio dominio, no lograron reflejarlo en el marcador, consecuencia de no tener un jugador ‘matón’, ese tipo de ‘9’ con los que gozan los clubes que utilizan jugadores extranjeros, ya que Alan Pulido nuevamente pasó de noche mientras Alexis Vega dio su mejor juego de la temporada, pidiendo a gritos quedarse con la titularidad después de pasar casi medio torneo en el banquillo tras la llegada de Oribe Peralta, que también ha dejado mucho que desear al no cosechar ninguna diana.

Por otro lado, este partido demostró la realidad tan conocida del fútbol mexicano, que a diferencia de otros países, es más emocionante por el hecho de que cualquiera puede ganarle a cualquiera, recordando que muchos daban por favorito a La Academia después de haberle arrebatado el invicto al América, al cual exhibió y goleó por 3-0 en el Estadio Jalisco, suficiente razón para creer que podían superar a unos rojiblancos que marchaban en los últimos lugares de la tabla general y que venían con el ánimo abajo luego de perder en la Copa MX con Correcaminos UAT, último lugar del Ascenso MX, además de igualar a ceros en un amistoso contra las Águilas, que salieron con puros juveniles y sólo cuatro titulares, Emanuel Aguilera, Paul Aguilar, Carlos Vargas y Fernando González, algo que no pudo aprovechar un cuadro casi titular del Rebaño.



Tal cuando parecía que Leandro Cufré podría haber encontrado su mejor cuadro por haber vencido a los pupilos de Miguel Herrera, de nueva cuenta dejó dudas pues esta noche el mediocampo fue prácticamente inoperante y borrado, Osvaldo Martínez, Lorenzo Reyes y Jesús Isijara; los laterales Ismael Govea y Jesús Angulo superados con facilidad; una defensa muy endeble, sobre todo el colombiano Jorge Segura que realizó una falta muy infantil para ser expulsado sabiendo que ya tenía amarilla; sin olvidar a los delanteros, que inquietaron muy poco el arco de Raúl Gudiño, pues el más cercano a anotar fue Facundo Barceló cuando le ganó la espalda a Antonio Briseño, pero eso sí, cuántas veces se quejó de recibir faltas, las cuales no le hizo el favor de marcar el árbitro César Ramos.

Por ahora parece que Tomás Boy salvó el pellejo y encontró su once ideal tras mucho batallar, ya que El Pollo ha mostrado grandes virtudes y una gran actitud para tratar de contagiar a sus compañeros; Gudiño que le ganó la carrera a José Antonio Rodríguez tras sus constantes fallos; Gilberto Sepúlveda que realizó una actuación perfecta en la zaga central demostrando que puede cubrir sin problema a Oswaldo Alanís o Hiram Mier; Jesús Sánchez que pasó mucho tiempo lesionado; una media casi impecable como la de Jesús Molina, Dieter Villalpando y Alan Cervantes; el siempre complicado Isaác Brizuela y un motivado Vega; dejando como dudas a Miguel Ponce y Alan Pulido, el primero por ser demasiado cremoso al querer salir jugando con el balón y poniendo en riesgo su área, mientras el segundo apenas si toca el balón, se ve lento y es demasiado irregular.



De lo cual no queda duda es la pasión que genera este partido en Jalisco, pues aunque el inmueble no se llenó si se pudo ver seguidores de ambos cuadros, esa tan conocida La Fiel que no abandona a los Zorros a pesar de llevar más de 60 años sin ganar un solo título, así como los Chiva-Hermanos que aunque el club está al borde del descenso, los verdaderos seguidores se mantienen hasta el final.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like