By 90Min
September 16, 2019

André-Pierre Gignac se ha ganado un lugar muy especial dentro de la Liga MX desde su llegada a Tigres en 2015, sin embargo, el impacto que ha tenido en el futbol mexicano y ante los espectadores lo ha hecho inmune a ser expulsado por los silbantes, a pesar de sus constantes reclamos y ademanes. 

No es un secreto que el delantero francés vive con mucha pasión y emoción el futbol, especialmente cuando son momentos tensos dentro de los partidos, pero por más glamour que éste le de al balompié azteca, los silbantes deben de ponerle un alto cuando parece querer estar por encima de la autoridad.

Gignac no ha sido expulsado de un partido en México y nunca ha hecho alguna falta que lo amerite, pero sus constantes reclamos a los árbitros han tenido argumentos necesarios para sacarle la tarjeta roja en más de una ocasión, sin embargo, pareciera que hay una instrucción para evitar que esto suceda. 

Tarde o temprano, el Bómboro tendrá que aprender a seguir las reglas cuando al fin algún silbante le ponga un alto, pero mientras estos no hagan valer su poder, el jugador de Tigres no tendrá motivo o razón para dejar de gritar y exigir sin miedo a ser castigado. 

André-Pierre Gignac le ha dado mucho al futbol mexicano, pero no debe de ser tratado diferente al resto de los futbolistas, pues si la comisión de arbitraje quiere dar un golpe en la mesa y demostrar sus facultades, deben de dejar de proteger al europeo, quien seguramente entenderá, una vez que sea expulsado, que ese comportamiento es inadmisible dentro de la Liga MX. 

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like