By 90Min
September 21, 2019

Para sorpresa de muchos, Dani Alves recaló este verano en el Sao Paulo, en lugar de cualquier otro equipo europeo. Finalmente se decidió por volver a la que fue su casa, pero eso le ha llevado a tener que renunciar a cosas, como a la de su puesto de lateral derecho.

"Yo soy un jugador de combinación, consigo ayudar a mis compañeros si intervengo bastante en el juego, si tengo el control del balón. Ahí consigo dar una dinámica diferente porque estoy acostumbrado. Ya lo hice en los lugares por donde pasé" comenzó relatando Alves. Además insiste en que el estilo de juego de Brasil perjudica a su juego en el lateral, y sin embargo en el centro del campo o en el extremo "puedo intervenir, posicionar a mis compañeros, que el equipo tenga un orden táctico y técnico mucho mejor. Jugando en el lateral paso mucho tiempo sin tocar el balón y eso acaba generando falta de ritmo".

NELSON ALMEIDA/GettyImages


Su idea es influir mucho más en el juego, y eso jugando de lateral no era posible en Brasil. "Yo dejé eso muy claro aquí en el São Paulo: necesito tener influencia en el juego para que mis compañeros generen oportunidades. También me tengo que adaptar a los compañeros y estoy dispuesto a pagar ese precio de no jugar en la posición que llevo jugando 20 años. Estoy aquí para construir".


Dani Alves acabó contrato con el PSG la temporada pasada, y podría haber ido a prácticamente cualquier equipo de Europa de forma libre, pero finalmente se decidió por Brasil, donde no se termina de adaptar.

You May Like