By 90Min
September 23, 2019

El conjunto parisino se veía las caras anoche con uno de sus mayores rivales en la carrera por la Ligue 1 en estos últimos años, el Olympique de Lyon. Tras el merecido triunfo en el Parque de los Príncipes frente al Real Madrid, los de Tuchel debían mantener el nivel para seguir en lo más alto de la tabla francesa y los locales vendieron muy caros los tres puntos. No fue hasta el minuto 87 cuando Neymar, sancionado en Champions League, firmó el solitario gol que dio la victoria a los suyos.


JEFF PACHOUD/GettyImages


El futbolista brasileño ha disputado tan solo dos encuentros con el París Saint-Germain en lo que llevamos de temporada y en ambos se erigió como el héroe con sus tantos. Hace una semana, ante el Racing de Estrasburgo, dio la victoria a los suyos con un remate acrobático en el minuto 92 en su regreso a los terrenos de juego con los galos, y anoche volvió a hacerlo.


Neymar recibió en el área grande, con un defensor pegado y prácticamente de espaldas a la portería. Estiró la pierna para alejar el balón del zaguero y, justo cuando un rival se acercaba para arrebatarle la pelota, ejecutó un regate brillante para disparar con el pie izquierdo al palo contrario y superar al guardameta.



Un gesto técnico de auténtico genio para después celebrar con la rabia del que sabe lo importante y necesario que ha sido lo que acaba de hacer. Dos partidos ha necesitado 'Ney' para demostrar que, aunque durante el verano tuvo la cabeza lejos de París, sigue comprometido con su equipo y defenderá la camiseta siempre que esté sobre el césped.

You May Like