By 90Min
September 25, 2019

Desde el regreso de Guillermo Ochoa a la portería del América, el equipo de Miguel Herrera no ha podido ganar, sumando 4 empates y 1 derrota en los últimos 5 partidos, en los cuales no ha logrado irse sin recibir gol en ninguno de ellos, razón suficiente para que la afición olvidara su amor por el guardameta mexicano y comenzara a abuchearlo al finalizar el último partido ante Querétaro

Es cierto que Paco Memo no volvió en su mejor momento y ha quedado a deber como arquero americanista, destruyendo ese pedestal que los aficionados tenían para él por lo realizado con el equipo en el pasado y poniendo en duda su capacidad para hacer nuevamente una diferencia positiva para el cuadro de Coapa, aunque la realidad es que él no ha sido el principal responsable de los malos resultados, pero sí quien ha pagado los platos rotos.

El América ha tenido un torneo lleno de cambios, lesiones, bajas por transferencia y desconcentraciones, mismas que han mermado el aparato defensivo del Piojo volviéndose mucho más vulnerable, permitiendo muchas más llegadas de peligro que el portero mundialista no ha podido detener.

América no vive un buen momento en general y eso es evidente, pero la poca paciencia que se le ha tenido a Ochoa en apenas un mes, en el que ha tratado de retomar su mejor nivel teniendo que sufrir las consecuencias de ello parece un poco exagerada, especialmente después de lo que éste le ha dado a la historia reciente de los azulcremas y lo que representa a nivel nacional.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like