By 90Min
September 28, 2019

La salida de Tomás Boy del banquillo del Guadalajara causó cierta polémica, ya que al parecer ya tenían apalabrado a su sucesor antes de decirle adiós, lo cual hizo suponer a varios especialistas que la llegada de Luis Fernando Tena se debió a un promotor, al famoso Carlos Hurtado, ligado ya a varios temas polémicos en la Liga MX.



Varios han dado su opinión sobre este personaje como Ricardo La Volpe, Mario Carrillo, Cuauhtémoc Blanco, David Faitelson, Carlos Hermosillo, entre otros más, dando referencias negativas, así como de otro promotor de nombre Guillermo Lara, quienes se han beneficiado bastante de este deporte, ya que manejan sin tener documentaciones de FIFA.

Algunos periodistas y exjugadores aseguran que la Liga MX está secuestrada por ‘agentes’ y en especial por Hurtado, que por décadas ha dominado al fútbol mexicano por debajo de la mesa; si bien en otras partes del mundo los promotores son considerados como algo bueno y respetable, en México es todo lo contrario, se esconden de los medios y desde un ‘inofensivo’ celular manipulan a todo el conglomerado del balompié.



La realidad es que este personaje sabe guardar muy bien su identidad porque no hay fotos suyas, y aunque sea difícil de creer, la Federación Mexicana de Fútbol no lo reconoce como un agente o promotor oficial.

Hector Vivas/GettyImages


De las cosas que se le recriminan a Carlos es que vende jugadores internacionales a precios demasiado elevados a clubes de la Liga MX, repartiendo comisiones millonarias a todos los que lo rodean y lo ayudan en sus negocios, pero de no seguir sus órdenes hay graves consecuencias, desde dejarlos sin trabajo y ser vetados en varias partes, tal como sucede en la serie de Netflix, Club de Cuervos.



Se dice que Hurtado manda en Cruz Azul, quien lo creó, pues Guillermo Álvarez Cuevas, padre del actual presidente ‘Billy’ Álvarez, le otorgó la autorización escrita y en plenos poderes para negociar jugadores en Sudamérica en nombre del club.

Aunado a ello su red se fue expandiendo pues se ganaba la confianza y la lealtad de técnicos y futbolistas ayudándoles económicamente si se quedaban sin trabajo, una estrategia que lo hizo entenderse e hizo que muchos se contrataran por su conducto.



Esto no sólo se ve afectado en el terreno de juego, pues también mueve al periodismo deportivo brindando pagos semanales para tapar información de conveniencia, sin olvidar que supuestamente se encargó de arreglar un partido.

Uno de los mayores negocios que tuvo este promotor sucedió durante el 2004 cuando llevó a Cruz Azul al argentino Federico Lussenhoff, que en el pasado ya había jugado para el Toros Neza entre 1996 y 1997, sin embargo, lo inexplicable fue que el sudamericano llegó como una bomba a La Noria a sus 30 años y ocupó el puesto de Daniel ‘Cata’ Díaz, titular indiscutible, de 25 años, que misteriosamente fue dado de baja por Luis Fernando Tena, entrenador que también maneja dicho promotor.



¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


You May Like