By 90Min
October 20, 2017

Cuando has tocado la gloria recientemente es difícil despertar de la nube de placer en la que vives para volver a ponerte el mono de trabajo con la única finalidad de repetir tus gestas. Y eso parece que le está ocurriendo al Real Madrid desde que comenzó a competir este año en la Liga y en la Copa de Europa.


Para reflejar esta visión, en el presente artículo se va a hacer un análisis comparativo del rendimiento que ofrecía a estas alturas de curso el equipo de Zinedine Zidane con el que ofrece en la actualidad.


Liga: un punto y siete goles menos

En la temporada 2016/2017, tras disputarse ocho jornadas de liga, el conjunto merengue sumaba 18 puntos en su casillero gracias a un balance de cinco victorias y tres empates que le permitían, además, compartir el liderato de la Liga 123 con su vecino, el Atlético de Madrid, por los 17 con los que cuenta ahora mismo con cinco victorias, dos empates y una derrota que le permiten ocupar la tercera plaza tras Fútbol Club Barcelona (22) y Valencia (18). 


PIERRE-PHILIPPE MARCOU/GettyImages

En cuanto a los guarismos goleadores, los jugadores merengues estaban más acertados de cara a puerta que este curso puesto que habían sido capaces de anotar 22 tantos tras golear al Betis en el Benito Villamarín (1-6) mientras que este año suma 15 goles a favor tras vencer en el Coliseum Alfonso Pérez al Getafe (1-2). 


El único dato que deja en mejor lugar a los blancos respecto al curso pasado es la cifra de goles encajados, que es de siete por los nueve que sumaba hace un año.


Champions League: mismos puntos pero sin espectáculo

Europa es la asignatura en la que el rendimiento del Madrid apenas ha experimentado cambios notables respecto al curso pasado puesto que los puntos sumados tras los partidos de ida de la fase de grupos de la Champions son los mismos, siete, con dos victorias y dos empates.


La andadura europea comenzó con sufrimiento para los vigentes campeones ya que el gol de la victoria anotado por Álvaro Morata frente al Sporting de Lisboa (2-1) en el Santiago Bernabéu no llegó hasta el tiempo de descuento, después se sumó un empate en Alemania ante el Borussia Dortmund (2-2) en un partido de poder a poder y se goleó con relativa facilidad al Legia de Varsovia (6-2) en Chamartín.


Este año, por el contrario, el debut europeo frente al Apoel no tuvo tanta emoción (2-0), pero se consiguió la primera victoria madridista en Dortmund (1-3) merced a la verticalidad de Ronaldo y Bale en ataque y sólo el meta francés del Tottenham, Hugo Lloris, impidió a los blancos sumar este pasado martes pleno de victorias (1-1) merced a sus grandes paradas a las ocasiones que dispusieron Benzema y Cristiano.


Conclusión: falta pegada y revulsivos

El notable descenso de la eficacia goleadora del Real Madrid ya ha lastrado al equipo en demasiados partidos en el presente curso y ha provocado que la fiabilidad en casa se haya diluido puesto que en liga sólo se ha sumado una victoria en cuatro partidos y en Champions ya han volado dos puntos.


Para comprender estas diferencias basta con ver que el equipo no es exactamente el mismo y que se han marchado jugadores que aportaban mucho desde la suplencia como el delantero Morata, el centrocampista colombiano James Rodríguez  y el lateral brasileño Danilo para ocupar el flanco diestro de la defensa cuando se ausentaba Carvajal, que no ha tenido un buen comienzo de temporada.


Habrán innumerables soluciones para que este Real Madrid vuelva a la dinámica de hace 365 días, pero entre ellas se encuentra, sin ninguna duda, un fondo de armario que impida hacerse notar el bajón de jugadores titulares, circunstancia que permitió al Madrid ganar la liga y la Duodécima. 

You May Like