By 90Min
February 18, 2019

El capitán del Real Madrid fue expulsado en el envite de LaLiga ante el Girona por doble amonestación, lo cual conlleva un partido de sanción. Cumplirá su sanción en la próxima jornada, donde los merengues visitan el feudo del Levante.

Sergio Ramos salió al terreno de juego contra los de Eusebio Sacristán sabiendo que sumaba cuatro amarillas desde el inicio de la competición, con lo que una más equivalía a suspensión. La recibió en el minuto 64 después de unas manos claras dentro del área que significaron el tanto del empate visitante, obra de Cristhian Stuani, quien igualaría el choque después de la diana de Carlos Casemiro. Con ella, el camero se perdía el partido contra el Levante por acumulación y llegaba al Clásico ''limpio''.


Sin embargo, ya con 1-2, después de la de Cristian Portugués "Portu", el de Camas intentó una chilena que el colegiado interpretó como juego peligroso y sancionó con una nueva cartulina, ya en el tiempo de descuento. Los merengues no consiguieron sumar ningún punto y vieron como su principal efectivo en defensa se quedaba sin la posibilidad de jugar en la siguiente jornada, donde los de Santiago Solari visitan el Ciutat de Valencia para verse las caras con el Levante.

No obstante, pese a que la primera tarjeta tarjeta acarreaba sanción, el hecho de haber recibido una segunda amonestación y no una expulsión de roja directa, hace que se quede con cuatro amarillas y pueda ser suspendido la próxima que vea, por lo que estará disponible para afrontar el Clásico de LaLiga ante un FC Barcelona que abrió hueco gracias a este tropiezo, dado que ganó por la mínima al Real Valladolid en su partido de la jornada 24. De este modo, ya se distancia en nueve puntos de los blancos, que aspiran a poder recortar en feudo granota si ganan y los azulgrana no salen victoriosos de su visita al Sevilla de Pablo Machín.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es!

You May Like