By 90Min
September 01, 2019

Cuando se anunció la salida de Agustin Marchesín del arco del América para cumplir su reto de jugar en Europa, ahora como arquero del Porto, la duda estaba sobre quién llegaría para llenar los zapatos del argentino, pero tras la confirmación del retorno de Guillermo Ochoa a la portería azulcrema, todo parecía que se mantendría color de rosas. 

La historia nos tendría preparado algo un tanto distinto, pues apenas con 3 juegos disputados, Paco Memo ya recibió 5 goles y el América ha acumulado dos empates y una derrota, sin embargo, pese a que sus actuaciones no han podido evitar la debacle, él no ha sido el principal responsable de las anotaciones en contra. 

El América tuvo unas semanas complicadas, pues entre salidas del equipo y bajas por lesión, el reducido plantel tuvo que sacar el pecho por la institución y poco a poco la energía se fue acabando, siendo Ochoa la víctima principal ante ciertas carencias defensivas del club.

Más allá de esto, Guillermo Ochoa debe de recuperar no sólo un nivel más optimo, sino ese liderazgo y confianza que siempre lo han caracterizado, pues no se trata de medir su responsabilidad en los goles, sino su capacidad para responder cuando el equipo no ande en buen camino. 


Apenas han pasado 3 jornadas y poco a poco podrá ir agarrando ritmo y volverá a mostrar esa capacidad bajo el arco que tantas veces demostró en Copas del Mundo y en Europa. Ochoa ya tiene garantizado un lugar en la historia del América y de México que nadie le podrá arrebatar, pero el objetivo ahora es convertirse nuevamente en un referente del cuadro de Coapa, alguien con quien la afición se pueda sentir segura, con la esperanza puesta en que el portero mundialista sacará hasta lo imposible, como lo hizo ante Brasil en 2014, con el Ajaccio en Francia o con el Standard de Lieja en Bélgica.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like