By 90Min
September 29, 2017

Johan Cruyff dejó huella imborrable en el mundo del fútbol, como futbolista, como entrenador y mucho después. También dejó una marca con su marcha, tras la cual llegan con cuentagotas anécdotas del holandés. En esta ocasión, su hijo, Jordi Cruyff, ha compartido en una entrevista realizada por el diario 'El Mundo', uno de los recuerdos que más reflejan el carácter de su padre.

Image by Miguel Galante

Jordi, ahora entrenador del Maccabi de Tel Aviv, explica cual fue la reacción de su padre al recaer de su enfermedad: "Al volver un día a casa del hospital, mi padre dijo: 'Excelentes noticias'. Mi madre pensó que ya no tenía cáncer, pero mi padre aclaró: 'Me han encontrado un nuevo tumor. Es una buena noticia porque si lo han encontrado ahora, se le puede atacar ya'. Ese era mi padre. La gente en su caso normalmente llega derrotada al hospital. Mi padre siempre decía: "Venga a por ellos. La quimioterapia es mi aliado para combatir".

El hijo de la leyenda del fútbol destacó también en la entrevista que el recuerdo que deja su padre en este deporte es eterno: "Mi padre es inmortal. El resto somos mortales. Vamos y venimos... Desde hace 60 años todos lo conocen en cualquier rincón del mundo como jugador, entrenador o por la Fundación. Ha impactado en muchas generaciones. Padres que le han visto jugar en el pasado y padres de niños discapacitados en el presente".

Image by Miguel Galante

El conjunto dirigido por Jordi Cruyff se enfrentó anoche al Villarreal con empate a cero. El equipo de Israel lleva ya siete partidos consecutivos sin conocer la derrota en el estadio de Netanya, su casa provisional hasta que terminen las obras en el estadio de Bloomfield. El ex-futbolista dejó la dirección deportiva del equipo el pasado verano para ocupar el banquillo como director técnico.

You May Like