By 90Min
July 25, 2018

Un mundial es un buen lugar para casi todo. Grandes alegrías, gestas de antología, derrotas inolvidables y, por qué no, el amor a primera vista. Tal y como le sucedió a Miguel Minoru, un aficionado mexicano de 27 años que viajó a Rusia 2018 y se enamoró de una voluntaria rusa de la FIFA al grado que le propuso matrimonio y se casará con ella.


Según relató el propio Miguel, su idílica historia surgió en las calles de Rusia. Él estaba perdido y le solicitó a Cristina, en su labor de voluntaria, un poco de ayuda. Aprovechó el momento y aunque le rechazó una invitación a comer, le facilitó su número:


"Me dijo que me acompañaba. La invité a comer, me dijo que no, pero su teléfono sí me lo dio. No hubo día que no nos viéramos o habláramos. Es difícil de explicar, sólo me enamoré”, declaró a Excélsior

Días después mantuvieron el contacto y aprovechando su visita a Ekaterimburgo (ciudad de la que es originaria) por el México vs Suecia, Miguel conoció a su familia:


“Ella es de Ekaterimburgo. Fui al México contra Suecia y me llevó a conocer a su familia, como amigos. Allá son personas muy humildes, con cierta ingenuidad”, contó.

Aunque Miguel creyó que todo formaba parte del hype inicial, pronto se dio cuenta que el amor que tenía por Cristina era genuino:


"No soy tonto. Al principio pensé que sólo era emoción por haber conocido a alguien, pero con el paso del tiempo vi que era algo real. Cuando mi madre se enteró me dijo que tuviera cuidado, que no me fueran a sacar los órganos”, dijo.

Tras la eliminación del Tri ante Brasil (duelo que prefirió perderse para pasar sus últimos días con Cristina), Miguel regresó a México aunque con una consigna muy clara: volvería pronto para proponerle matrimonio. Y lo hizo, justo el día de la final entre Francia y Croacia:


"Vine a México después de la eliminación. Volví para pedirle que se casara conmigo y lo hice el día de la final, en el mismo lugar donde la conocí”, relató. 

Ahora su próxima esposa está haciendo los respectivos trámites de visa para poder ingresar a México y reencontrarse con Miguel para la boda. Mientras tanto, Cristina ya comenzó a estudiar el español para poder comunicarse mejor con él:

Image by Alfredo Rendón

“Ella empezó a hacer planas en español en su cuaderno para aprender el idioma por mí. La forma en la que me ve, lo honesta que es. Ella tiene lo que yo buscaba”, contó. 

El Tri se quedó en la barrera habitual pero al menos el buen Miguel, aficionado mexicano en Rusia, triunfó en el amor durante esta justa veranie

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)