Tigres y Monterrey se enfrentaron en un partido de alto calibre, de tensión y emociones. Los Rayados lograron imponerse en este disputado juego y se van con la ventaja al Gigante de Acero de 0-1. Hay que recordar que el gol de visita no cuenta para criterios de desempate en esta final de Concachampions de dos partidos. Te presentamos lo bueno, lo malo y lo feo de la final de ida.

Image placeholder title

Lo bueno

tigres-uanl-v-monterrey-concacaf-champions-league-2019-5cbff466cc3090371d000001.jpg

Marcelo Barovero se redimió ante la afición rayada. Tras 'comerse' un gol en el Clásico Regio de la Liga MX, el día de hoy el 'Trapito' fue clave para mantener en ceros el arco del Monterrey, pues tuvo varias atajadas importantes ante la insistencia de los Tigres. Una de las más espectaculares llegó el minuto 62', cuando con una mano desvió el disparo de Jesús Dueñas.

Barovero fue sin duda alguna el jugador del partido para Rayados y buscará tener otra sólida actuación en la final de vuelta, en el Estadio BBVA. 

Image placeholder title

Lo malo

tigres-uanl-v-monterrey-concacaf-champions-league-2019-5cbff5d0973c42ec91000001.jpg

Se jugó un partido atrabancado, con varias faltas de ambos equipos. Monterrey cometió un total de 23 faltas y cuatro de sus jugadores fueron amonestados. Tigres, por su parte, realizó 16 faltas, aunque solamente Hugo Ayala vio el cartón preventivo. Esto le quitó dinamismo e intensidad al juego, además del tiempo perdido. 

Image placeholder title

Lo feo

tigres-uanl-v-monterrey-concacaf-champions-league-2019-5cbff6c46a36d6aa80000003.jpg

Terrible falla de Guido Pizarro al límite del área chica que pudo significar el empate para Tigres en los minutos finales del partido. Jurgen Damm le mandó un centro y el contención apareció solo para rematar de cabeza, pero el balón se fue por un costado:

Pizarro deseará que en la vuelta no se recuerde este dolorosa error y que no tenga repercusiones en las aspiraciones al tan anhelado título internacional de los Tigres.